16 de febrero de 2010

Ediciones El Naranjo en la revista Comala

En entrevista con Rubén Eduardo de la revista cultural Comala, la directora editorial de Ediciones El Naranjo habla sobre la editorial, su creación, y el proyecto del Club Sácale Jugo a la Lectura.


Ana Laura Delgado menciona la importancia de promover la lectura entre los niños, jóvenes y adultos.

En el Club Sácale Jugo a la Lectura te presentamos parte de la entrevista que podrás leer completa en la siguiente dirección: http://www.revistacomala.com/edicionesnaranjo.html

Ediciones Naranjo*
Por: Rubén Eduardo

La infancia y la adolescencia son etapas vitales para la formación de los seres humanos, durante los años que abarcan nos formamos en valores y costumbres. si desde pequeños les inculcamos a nuestros, hijos, hermanos, sobrinos o nietos el hábito de la lectura, de grandes lo harán por placer y no por obligación.

Ediciones Naranjo tiene un enorme catálogo donde podremos encontrar el libro ideal para los niños y jóvenes. Ana Laura Delgado, Directora General de Ediciones El Naranjo, es quien nos da el recorrido por este mundo de letras.

Comala: ¿Cuándo nace Ediciones Naranjo?

Ana Laura: Ediciones El Naranjo incursionó en el mundo de la literatura infantil y juvenil en 2003, con la publicación del libro El mundo del teatro, de Berta Hiriart, Estela Leñero y Alejandro Matzumoto.

Comala: ¿Qué los llevó a crearla? ¿Por qué enfocarse a los niños?

Ana Laura: La idea de contribuir en el mercado existente con una literatura que abordará aspectos inéditos de la realidad, que apelara al sentido crítico de los lectores, que lo hiciera preguntarse el porqué de las cosas, que lo preparara como lectores multiculturales, dispuestos a ver el mundo desde distintas perspectivas, y a reconocer y valorar las diferencias, pero sensibles a las riquezas de la propia cultura.

Nos enfocamos a los niños, precisamente porque ellos están ávidos de conocimientos y porque son el futuro, y en la medida en que formemos lectores conscientes y felices quizá podamos aspirar a una sociedad mejor.

Comala: Nosotros promovemos la lectura, pero nos gustaría saber su visión sobre cómo es un niño que lee y en qué beneficia la lectura a los niños.

Ana Laura: Estamos de acuerdo de que el libro al ser un instrumento para la permanente formación intelectual, moral, afectiva y estética del niño, ofrece al lector un sinnúmero de beneficios, como:

Prepara para la lectura de aprendizaje, es decir, si el niño disfruta de una historia fantástica o de aventuras, también podrá poner toda su atención en temas didácticos.

Estimula las capacidades lingüísticas y enriquece el vocabulario y el uso de las estructuras del idioma, desarrollando la capacidad de expresión, tanto oral como escrita.

Mejora la ortografía.

Abre las puertas a otros mundos, despierta la imaginación, la fantasía y la creatividad. A través de ella el lector experimenta diferentes sensaciones y sentimientos, como viajar en el tiempo y en el espacio; percibe lo que sienten otras personas, y vislumbra soluciones a sus problemas o dudas.

Favorece el desarrollo del espíritu crítico y de la capacidad de razonar.

Amplía el sentido estético y la capacidad de apreciar y disfrutar el entorno.

Entre más pluralidad de temas y diversidad de libros tenga el niño o el joven para escoger, mayor será su crecimiento como individuo en libertad, y más rápidamente se familiarizará con las estructuras propias de los diferentes géneros y estilos literarios, lo que le permitirá elegir con mayor independencia las lecturas.

A través de la lectura en voz alta, se desarrolla la capacidad de escuchar y de concentración.

A través de la lectura el niño aprende más de la condición humana: valores como la generosidad, la justicia o la esperanza. Pero también de comportamientos negativos como el odio, la ruindad, la violencia o la injusticia.

Desarrolla la memoria, porque el lenguaje artístico despierta, una y otra vez, las imágenes que se van atesorando en la memoria y que producen un deleite al espíritu.

Contribuye a desarrollar la lógica, al presentar sucesión de ideas, encadenadas con coherencia tanto en lo temporal, como en lo espacial y lo narrativo.

Facilita la comunicación, al querer compartir lo que se leyó.

Fomenta el ocio creativo y constructivo, es decir, los libros pueden proporcionarles las herramientas para que desarrollen su creatividad y que despierten nuevos intereses y aficiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario