25 de octubre de 2012

Para escribir un diario se necesita mucha imaginación


Juan Carlos Quezadas, es autor de “Diario de un desenterrador de dinosaurios” una novela infantil que fortalece los lazos familiares y de amistad.

Nació en la ciudad de México en 1970, estudió en la escuela de Escritores (Sogem). Además de su trabajo literario, ha sido guionista de televisión. Entre las novelas que ha publicado de literatura infantil se encuentran: La videocasetera ya no está a dieta, Un dragón morado y otros contratiempos, Diario de un desenterrador de dinosaurios y La montaña de la lluvia eterna.
Ha obtenido varios premios entre los que destacan: en 2003 el Primer Lugar en el Premio Castillo de Novela Infantil con La videocasetera ya no está a dieta. Este año fue galardonado por el premio El Barco de Vapor por su novela Desde los ojos de un fantasma.
Ediciones el Naranjo, publicó en 2007 Diario de un desenterrador de dinosaurios, una historia sobre las aventuras de Javier, un pequeño niño de 11 años, que encuentra el esqueleto de un Tiranosaurio Rex y a través de su diario narra sus aventuras, emociones y sentimientos. Una novela que refleja valores como amistad, solidaridad y tolerancia. Las ilustraciones corrieron a cargo de Gabriela Podestá.
El pasado 17, 18 y 19 de octubre, Juan Carlos viajó a Guadalajara donde visitó algunas escuelas para convivir con alumnos de primaria donde compartió su experiencia en el mundo de la escritura y literatura infantil.
Juan Carlos considera valioso que los escritores vayan a las escuelas a convivir con los niños, y afirma que no podría enfrentarse al texto ni a la página en blanco sin imaginarse que detrás estará un niño leyendo. 


Los invitamos a leer una reseña que hace Javier Munguía de Diario de un desenterrador de dinosaurios.
Y para que se animen a leer Diario de un desenterrador de dinosaurios, aquí les dejamos una probadita:

http://bit.ly/MaLfkB

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario