25 de octubre de 2010

Alí Chumacero, una huella, un signo, una señal...

''Crear algo que nos sobreviva es una preocupación por dejar una huella, un signo, una señal...'',  Alí Chumacero.


La muerte de Alí Chumacero se suma a la de otros importantes escritores mexicanos fallecidos este año, como Carlos Montemayor, Carlos Monsiváis, Germán Dehesa y Armando Jiménez Farías, autor de “Picardía Mexicana”.

Con tan sólo tres libros publicados: "Imágenes desterradas» 1948, «Palabras en reposo» 1956 y «Páramo de sueños» 1994, Alí Chumacero fue reconocido con varios premios, entre los que destacan el Xavier Villaurrutia (1984), el Nacional de Lingüística y Literatura (1987), el Alfonso Reyes (1987), el Nezahualcóyotl (2002) y la Medalla Belisario Domínguez otorgada por el Senado de la República (1996).

Chumacero fue poeta, redactor, editor y ensayista. También fue redactor de la revista "El Hijo Pródigo" y de "México en la cultura", suplemento del ya extinto periódico "Novedades", así como director de "Letras de México". Formó parte de los autores que fundaron la revista "Tierra Nueva", desde donde sumó a la literatura castellana una obre poética con la concisión y pulimiento de un clásico.

En su actividad en el Fondo de Cultura Económica, sello clave de la literatura latinoamericana, donde colaboró como editor, redactor, asesor y corrector por cerca de 60 años, Alí Chumacero editó con entre otras cientos de obras, "Pedro Páramo", de Juan Rulfo.

Con profundo sentido del humor, sencillo y amplio de criterio, Alí Chumacero fue un poeta humilde que desde 1964 fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Por Octavio Paz (Premio Nobel de Literatura 1990) fue considerado como uno de los mejores poetas de México.

Alí Chumacero nació el 9 de julio de 1918, en Nayarit. Desde su infancia se propuso no respetar las normas y no cuidarse de nada, decía que “era mejor ser un hombre primitivo, en vez de un hombre culto”. Consideraba que inevitablemente había dificultades en el camino de la vida y en ocasiones hasta arrepentimientos, pero por su gran sentido del humor y su forma positiva de ver la vida, dijo nunca sentirse arrepentido de nada.

Desde 1937 eligió la Ciudad de México como segundo hogar, y lo fue hasta el día de su muerte el pasado viernes 22 de octubre de 2010.

Alí Chumacero fue homenajeado de cuerpo presente el día de ayer en el Palacio de Bellas Artes y la UNAM anunció una próxima conmemoración.

Durante el homenaje se hizo una guardia de honor encabezada por el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio y la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar.

En esta guardia estuvieron también el director del Fondo de Cultura Económica (FCE), Joaquín Díez-Canedo, y Guillermo Chumacero, hermano del poeta. La importancia del escritor que dejó sólo tres poemarios, fue señalada por Lujambio, quien calificó al poeta mexicano como un “ejemplar guardián de las letras”.

En el recinto asistieron familiares, amigos, colegas y funcionarios del ámbito cultural, quienes despidieron al poeta, alguien que dedicó su vida a la poesía y los libros, con generosidad y devoción.

Al término, el cortejo fúnebre se dirigió de regreso a la agencia funeraria de la colonia San Rafael donde los restos del poeta fueron velados y posteriormente cremado.

Guillermo Chumacero, hijo del finado poeta, comentó que por el momento las cenizas de su padre permanecerán en el domicilio de la familia, pero existe la posibilidad de que descansen en uno de los nichos de la Parroquia de San Agustín, en la zona de Polanco.

El coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México, Sealtiel Alatriste, anunció que esperan realizar un homenaje póstumo al poeta nayarita antes de que concluya el año.

A principios de este 2010, Alí Chumacero fue homenajeado por la Universidad Autónoma Metropolitana con la presentación del libro "Vencer al tiempo: la verdad poética de Alí Chumacero" y la proyección del documental "Alí Chumacero, palabras en Reposo".

Alí Chumacero falleció a la edad de 92 años. Al cumplir 90 años se le celebró con diversos homenajes, y  reconocimientos.

Aquí les compartimos dos videos donde el propio Alí Chumacero nos habla sobre su experiencia con la poesía y los libros:


No hay comentarios:

Publicar un comentario