21 de julio de 2010

Los niños y los libros

Ya hemos hablado sobre la importancia de fomentar la lectura en los niños. Sobre la manera en que acercarlos a los libros les permitirá convertirse en mejores personas, y que en un futuro les permitirá transmitir nuevos valores a las generaciones siguientes. También hemos hablado sobre la labor de las editoriales infantiles y la importancia de programas para la promoción de la lectura. Hemos hablado sobre el trabajo de los escritores e ilustradores, y también sobre las partes de un libro.

Sin embargo aún hay muchas otras preguntas en torno a los niños y los libros que debemos responder.


En el sitio de internet L de Lectura realizaron una entrevista a diversos editores para saber cómo son, o deberían ser, los libros para niños.

A continuación reproducimos la entrevista que les hicieron a Gilda Moreno Manzur (GM), editora y traductora independiente; a Karen Coeman (KC), gerente de Literatura de Editorial Castillo; a Pilar Armida (PA) y a Obsidiana Granados (OG), editoras de Literatura de Editorial Castillo, y a Santiago Collazo (SC), editor.

EN BUSCA DE LA DUALIDAD BÁSICA: NIÑOS Y LIBROS

¿Cómo definir la literatura infantil?

GM: Es la dirigida a los niños, con textos de ficción o no ficción, usualmente escritos en forma atrayente y con un lenguaje bello, formados con puntajes grandes, con hermosos diseños e ilustraciones que constituyen un apoyo esencial de los textos. En mi opinión, también gusta a los adultos que no acostumbran leer y se quedaron en un nivel de lectura bastante básico.

KC, PA, OG: Todo el cuerpo literario dirigido a despertar la curiosidad a los lectores de 0 a 15 años, aproximadamente. Su público no se limita a estos últimos: hay público adulto aficionado a este tipo de libros.

SC: Todo texto que promueve el uso de los libros (como apoyos, como herramientas, como objetos de conocimiento) y la lectura de éstos en los niños.


¿Se considera al libro de texto como libro infantil?

GM: No. Sus objetivos son diferentes. El libro de texto está orientado a educar en el contexto escolar y contribuye a enseñar materias específicas.

KC, PA, OG: No, porque el único objetivo de los libros de texto es instruir. A diferencia de los libros infantiles, están diseñados para responder a necesidades y objetivos escolares. La literatura infantil debe enfocarse a las necesidades, gustos e intereses de los niños lectores, no de una institución.

SC: No, mientras el fin sea el desarrollo y cumplimiento de metas académicas. El libro de texto es apoyo en la enseñanza, no difusor de contenidos por sí mismo.

¿Cuál es el propósito de los libros infantiles?

GM: Educar de manera amena, despertando el interés, el gusto por la lectura de textos literarios o informativos y por el arte; fomentar el desarrollo de las habilidades sociales y culturales de los niños.

¿Cómo leen los niños?

GM: Muchas veces leen junto con sus padres o con sus amigos. Algunos, en niveles más avanzados, prefieren hacerlo cuando están solos. Otros lo hacen con sus maestros y compañeros en la escuela.

KC, PA, OG: De diversas maneras, cada quien tiene su propia experiencia lectora. Pero es importante que desde pequeños haya un entorno lector en casa o en la escuela. Cuando los papás o maestros les cuentan o leen en voz alta historias atractivas para ellos.
Por su parte, el trabajo de los editores, autores e ilustradores consiste en ofrecer libros de calidad que los motiven a leer.

SC: Deben tener, de entrada, siempre libros a su alrededor. La familiaridad con el objeto es un primer paso, porque se toca, se hojea, se tira… aunque no se lea. De allí es mucho más fácil detenerse a leer la primera línea. La ayuda de alguien que invite y siga la lectura en los primeros acercamientos es fundamental, como lo es la ayuda al andar en bicicleta: la necesitamos para equilibrarnos, aunque, al final, uno lo hace solo.

¿Para qué leen los niños?

GM: Para entretenerse y aprender.

KC, PA, OG: Entretenerse al tiempo que se descubren a sí mismos y al mundo que les rodea.

SC: Para descubrir las miles de cosas que hay más allá de su entorno. Para darse cuenta de que hay miles de cosas que podemos imaginar.

¿Qué otras cosas hacen los niños con los libros?

GM: Los usan para colorear o para admirar las ilustraciones cuando son a colores. Pueden intercambiarlos por otros que no han leído.

SC: La familiaridad con el objeto es un primer paso: se toca, se hojea, se tira…

¿Existen reglas para la corrección de textos infantiles?

GM: Yo no corrijo propiamente, pero una regla importante es que el texto quede lo más claro posible y, al mismo tiempo, que utilice un lenguaje florido.

KC, PA, OG: Sí, dependiendo de la edad a la que esté dirigido el texto.

SC: Las básicas, de ortografía. En literatura, una buena idea es la que se toca lo menos posible.

¿Un ejemplo de lo que no se debe hacer al corregir un texto infantil?

GM: Pensar que los niños, sólo por serlo, no son capaces de entender, si se les dan textos interesantes para leer.

KC, PA, OG: Menospreciar y subestimar al lector.

SC: Tratar al niño como un idiota, con un lenguaje que lo subestime. O que le hable como un adulto.

¿Qué SÍ se debe hacer al corregir un texto infantil?

GM: Procurar que la historia capte el interés del lector y nunca se pierda.

KC, PA, OG: Equilibrar el lenguaje de manera que sea comprensible y enriquezca el vocabulario de los lectores.

SC: Cuidar el género, para que el niño sepa diferenciar entre las múltiples opciones que puede tener como lector.

¿Existen diferencias entre un editor y un editor de textos infantiles?

GM: El editor de textos infantiles tiene que estar más en contacto con su niño interno y arriesgarse a ser un poco más juguetón. A la vez, habrá de preguntarse o investigar qué puede gustarle a su público y lanzarse a la aventura de crear, con gran visión, series o libros que respondan a esas preferencias.

KC, PA, OG: Sí, cada área tiene sus peculiaridades.

SC: Sí, claro. Un editor infantil debe adecuar más el lenguaje y debe pensar en la ilustración como un complemento tan o más importante que el texto. Debe ser una visión mucho más integral.

¿Existe un perfil ideal de lectores infantiles?

GM: Por desgracia, me parece que el nivel socioeconómico tiene que ver: es más factible que la familia de un niño de clase media o alta pueda inculcarle el hábito de la lectura. Sin embargo, afortunadamente, ahora se cuenta con materiales de lectura en las escuelas públicas, los cuales pueden servir para que niños de familias de ingresos más bajos también tengan acceso a los libros.

KC, PA, OG: No, todos son lectores en potencia.

SC: Es imposible pensar que un niño tendrá la misma experiencia con un libro. Por ello, es imposible pensar en editar para miles de reacciones distintas.

¿Existe un perfil ideal de editor y/o corrector de libros infantiles?

GM: Lo ideal es que sea una persona creativa, atrevida, juguetona y hábil para conjuntar y dirigir al equipo de colaboradores con mayores posibilidades de realizar libros atractivos, de excelente calidad y en tiempo oportuno.

KC, PA, OG: No forzosamente, pero debe tener muy claro su público y saber cómo acercarse al lector.

SC: No. Acaso un editor infantil debe ser más "visual" (si eso fuese posible).

No hay comentarios:

Publicar un comentario