17 de marzo de 2010

Un pueblo lleno de bestias, Ediciones El Naranjo

Amigos de Sácale Jugo a la Lectura, también queremos dar a conocer la siguiente reseña que Javier Munguía hace a otro libro publicado por Ediciones El Naranjo: Un pueblo lleno de bestias de Francisco Hinojosa con ilustraciones de Manuel Monroy. 

Esta maravillosa reseña ha sido publicada en diversos sitios de la red, así como en el sitio de Javier Murguía Libroadicto

En el Club Sácale Jugo a la Lectura nos hemos tomado la libertad de reproducir la reseña también en este blog oficial del Club:

Un pueblo lleno de bestias, Francisco Hinojosa/Manuel Monroy*

Se llama Leobardo, tiene ocho años y es el único niño de su pueblo. Sí, como lo oyen: en Cerro Viejo hay bebés, hay adultos y hay viejitos, pero ni un solo niño o niña que juegue con Leobardo. Para colmo, a nuestro protagonista lo tienen encerrado en su casa; sus papás no lo dejan ir ni a la esquina. Hastiado de ser un prisionero, de la indiferencia de los adultos, Leobardo se escapa de su hogar y de su pueblo en una canoa que será su pasaporte para ingresar, al fin, en un mundo lleno de emociones y aventuras. Pero el paraíso puede ser efímero si alguien se propone arrebatarlo. Sobre todo si los invasores son un montón de adultos mal encarados que llegan a reclamar lo que creen suyo. ¿Leobardo y sus nuevos amigos se quedarán cruzados de brazos?¿Tendrán el coraje, acaso, de defender su libertad recién conquistada?

El talento de Francisco Hinojosa para seducir lectores con sus historias divertidas y disparatadas está más que probado. En Un pueblo lleno de bestias el autor confirma sus dotes y además aprovecha para hacer una crítica no carente de humor contra todo régimen totalitario. Con dibujos del reconocido ilustrador Manuel Monroy, esta obra sencilla y sustanciosa consigue la solidaridad inmediata del lector con su protagonista. ¿Quién no se ha sentido apresado alguna vez por propios o ajenos fantasmas?

Los héroes de este relato no son unas blancas palomitas: no abrigan malas intenciones, sólo quieren jugar y divertirse; pero si alguien amenaza sus derechos más elementales son capaces de dejar salir las fieras que llevan dentro. Ello, aunado a su ingenio, podría convertirse en una severa amenaza para sus perseguidores.

Una vez más la editorial El Naranjo nos presenta un libro sin fecha de caducidad, elaborado con primor y mucho respeto por la literatura para los pequeños, desdeñada injustamente por algunos adultos. Un pueblo lleno de bestias es una muestra ejemplar del poder de la literatura infantil para incendiar conciencias al mismo tiempo que divierte y prodiga sonrisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario