21 de enero de 2010

La armónica, Ediciones El Naranjo

Amigos del Club Sácale Jugo a la Lectura. Queremos compartir con ustedes una reseña del libro La armónica, de Toño Malpica, y publicado por ediciones El Naranjo.  

Esta reseña, escrita por Javier Murguía, joven escritor sonorense, y publicada anteriormente en su blog, apareció también en Posdata, una revista cultural y literaria de distribución gratuita, editada en la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León, México.


La armónica, Toño Malpica*

Dos son los protagonistas de este álbum ilustrado: el primero, Sir Oswald Dough-A-McNally, un caballero inglés del siglo XIII, dueño de un modesto castillo, un caballo y un cerdo, ansioso de aventuras y convencido de la existencia de las hadas, por lo cual sus amigos caballeros no dejan de jugarle bromas; el segundo se llama Ruperto y es un altísimo joven del siglo XX que vive con su anciana madre y su juguetón perro, y padece autismo.

Los destinos de ambos personajes, en apariencia anodinos, cambiarán cuando entren en contacto con ciertos objetos construidos con latón. Pero, a fin de cuentas, el latón será lo de menos. Lo de Oswald y Ruperto es un don. Un don que han llevado consigo durante mucho tiempo, sin que nadie se hubiera percatado, y que el latón (pero podría haber sido otro metal, otro objeto) sólo les ayuda a descubrir.

Con texto de Antonio Malpica e ilustraciones de Aitana Carrasco, La armónica nos invita a mirar desde el otro lado de las cosas: quizá no sean el éxito, la belleza o la inteligencia los que determinen el valor de las personas, sino algo más, rudimentario tal vez, básico, pero a veces muy difícil de encontrar. Ese algo que llevará a Oswald y a Ruperto a distinguirse del resto y a perpetrar hazañas insólitas.

Un acierto del texto es contar el drama sin el gesto serio, ceñudo, de un juez que quiere apelar a la conciencia del presunto culpable; más bien con el humor presto que primero consigue la complicidad del lector y sólo después, ya que lo ha conquistado, lo mueve a la reflexión. El libro también tiende puentes entre seres humanos tan disímiles como los separados por idiomas, siglos y continentes.

La armónica es una obra a la que el lector querrá volver muchas veces: si bien en ella no se escamotean ni la crueldad, ni la soledad, ni la guerra, ni el miedo, ni la muerte, todo cobra una nueva luz, una luz traviesa que se asemeja a los pájaros, bajo el tamiz de dos personajes (quizá uno solo, uno reencarnado en el otro) que, sin mayores pretensiones que ir viviendo su vida del mejor y más amable modo posible, dominan un arte difícil y fabuloso.

*Fuente: http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=604:la-armonica-tono-malpica

Recuerda que este y otros libros los puedes adquirir en la página del Club:http://www.sacalejugoalalectura.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario