13 de enero de 2010

Alejandro Magallanes, punta de lanza del diseño en México, habla sobre su filosofía del trabajo

Amigos de Sácale Jugo a la Lectura, damos a conocer un artículo publicado en Noticias 22, donde el reportero Marco Antonio Aguilar escribe, en base a una entrevista realizada al propio Alejandro Magallanes, sobre la obra y el trabajo de este ilustrador mexicano, autor del libro "Conversaciones y discusiones" publicado por Ediciones El Naranjo, y ganador del premio CANIEM 2009 al Arte Editorial en la categoría Juvenil.


"Hacer las cosas como te gustaría recibirlas"

• Alejandro Magallanes, punta de lanza del diseño en México, habla sobre su filosofía del trabajo

Por Marcos Daniel Aguilar

Cuando salió el libro El día en que Beumont conoció su dolor, de J.M.G. Le Clézio, uno de los compañeros de redacción mencionó, al ver esta labor de diseño editorial de Alejandro Magalles, que, "por trabajos como éste, uno recupera la esperanza por este país".

Dicen los avezados en este arte que Magallanes es el mejor diseñador editorial en todo México. Ganador del concurso de cartel del Festival Internacional Cervantino, colaborador de editorial Almadía y Ediciones El Naranjo, y recientemente ganador del premio al mejor diseño editorial convocado por la Cámara Nacional de la Industria Editorial (Caniem), este experto de la imagen sólo tiene una fórmula para realizar las cosas: "hacerlas como te gustaría recibirlas".

En exclusiva con N22, Alejandro Magallanes aseguró que sin duda él pertenece a una tradición de maestros que, más que diseñadores son artistas, como Vicente Rojo, Luis Almeida y Montalvo, entre muchos más. Magallanes mencionó que sobre todo, y como es el caso de estos grandes del diseño, él comenzó su labor realizando carteles y posters, cuya pasión ha llegado a trascender hasta plasmar éstos en las portadas que él elabora.

Al preguntarle del porqué, en muchas ocasiones, se encuentran en las librerías títulos mexicanos con un pésimo diseño editorial, tanto en portadas como en interiores, Alejandro dijo que, si bien es cierto, existen editoriales que no prestan atención a esta materia por ahorrarse algunos pesos, también hay editores mexicanos que le apuestan a hacer un buen trabajo en la materia, "ejemplo de esto son los diseños que está haciendo ediciones El Naranjo, Nostra Ediciones, RM, en especial la labor de diseño de José Luis Lugo y Selva Hernández en La Galera. Es muy gratificante ver esos trabajos y la pasión de la gente que los realiza".

Para Alejandro Magallanes, la clave del diseño es ofrecer materiales "como a uno le gustaría recibirlos, porque si te apasiona una cosa la tratas de hacer lo mejor posible, y eso es lo que me pasa a mí". Además, para él, el diseño de libros debe estar pensando para cada título que le encargan:

"No se descarta utilizar ilustraciones de pintores o artistas, pero la gráfica siempre debe ir en función al libro. Lo que hice en Almadía fue jugar con los materiales, traté de convertir al libro en un objeto con 'jiribilla'. Es decir, ver al libro como si fuera una broma al hacerle dos portadas y combinarlas para jugar con las imágenes, para que se formara con el recorte una camisa. Si tú llegas a desprender la camisa o a quitarla realmente tienes otro tipo de portada, totalmente diferente a la de la camisa."

A propósito del premio Caniem 2009, obtenido gracias al diseño del libro Conversaciones y discusiones, editado por El Naranjo, Magallanes resaltó que éste es un texto en donde él no sólo es el diseñador, sino el autor.

"En este libro trato el tema de que lo mejor que pueden hacer dos individuos es conversar, no digo que sea malo discutir, pero se debe discutir siempre y cuando se mantenga el vínculo de comunicación. En cuestión de diseño, este libro se puede describir como preciosista, ya que la editorial tuvo todo el cuidado del mundo, cuidó el papel, las plastas de color, las cuales fueron negras, grandes y parejas, un libro de mucha calidad."

Y sobre el título El día en que Beumont conoció su dolor, de J.M.G. Le Clézio, que editó Almadía en 2009, libro que para la misma editorial es su joya del año pasado, Alejandro aseguró que la traducción que hizo Martín Solares "es increíble, que deja al descubierto el gran texto del premio Nobel francés".

"En cuestión de diseño, hice ilustraciones que no se entrometieran con el texto de Le Clézio, que en sí mismo, posee todas las imágenes del mundo. Lo que traté hacer fue crear imágenes paralelas al libro."

Magallanes dijo que con éstas trató de expresar todo el dolor que siente el personaje de la historia, pero no desde un lado literal, sino más bien poético. "Traté de realizar ilustraciones muy personales, lo que yo me imaginaba al leer el texto pero sin intervenir en él, y así fue, además me gustó mucho el libro, y yo creo que los diseños de los libros dependen del grado de compromiso que se tenga con el trabajo."

10/NC

2 comentarios:

MISS TUTSI POP dijo...

WOWW! gracias por subirloo me hubiera gustado verlo en la tele :(
saludos!

Sácale Jugo a la Lectura dijo...

Muchas gracias a ti, Miss Tutsi Pop, por pasar por el Blog. Te mandamos un abrazo.

Publicar un comentario