8 de septiembre de 2009

Niños van tras su familia e identidad


Una nota del Excelsior sobre una obra de teatro escrita por Javier Malpica autor de Para Nina.

Niños van tras su familia e identidad*

Patricia Cordero

Hay padres que deciden cruzar la frontera en busca de una mejor oportunidad de vida. Tras ellos van hijos que desean encontrarlos sin medir las consecuencias y el peligro que ello implica.

La migración infantil inspiró al dramaturgo Javier Malpica a escribir Papá está en Atlántida, la cual ya se ha presentado en Estados Unidos y ahora se monta en México, en la Sala Xavier Villaurrutia, del Centro Cultural del Bosque.

El libreto obtuvo el Premio Víctor Hugo Rascón Banda en 2005, que otorgan el Conaculta, la Universidad Autónoma de Nuevo León y el gobierno de ese estado.

“Me gusta escribir sobre temas que me incomodan e intento hacer un poco de denuncia. Fue un descubrimiento porque escribo mucha literatura infantil y me pareció interesante hacer una obra con dos voces infantiles únicamente”, explica.

En la historia, un par de niños se lanzan a la aventura para buscar a su padre y construyen un mundo a partir de su imaginación.

“Habla sobre la pérdida de la identidad, de la necesidad que tenemos de pertenecer a un grupo. Nuestra identidad se da a partir de que somos padres, hijos, estudiantes, etcétera. En México la base de la sociedad es la familia y, cuando ésta se destruye, se destruye la identidad”, considera el escritor.

La directora Sandra Félix la lleva a escena con la actuación de Judith Cruzado y Pilar Villanueva, quienes interpretan a los pequeños.

“Desde el punto de vista humano, y porque soy mamá, me interesa el abandono y la desintegración familiar, que pueden ser porque el padre se va a buscar empleo a Estados Unidos, pero puede ser por un abandono cotidiano en que los niños se quedan solos mucho tiempo, o por los divorcios”, señala Félix.

Si bien es un tema duro y algo difícil de comprender para los menores, no debe ocultarse la realidad a los niños, asegura Malpica.

“Los niños, que tienen una gran necesidad de seguir con sus padres, con toda la inocencia del mundo cruzan solos la frontera y van por el desierto o el río, con la esperanza de poder llegar. Es una temática fuerte, construida con ternura e inocencia”, dice Félix.

La escenografía e iluminación está a cargo de Philippe Amand, quien optó por un diseño minimalista que permita recrear diez espacios diferentes con una serie de cajas.

*Fuente: http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/comunidad/expresiones/ninos_van_tras_su_familia_e_identidad/705283

No hay comentarios:

Publicar un comentario