15 de octubre de 2015

Entrevista con Israel Barrón


A propósito del lanzamiento del libro DRAGONES EN EL CIELO, entrevistamos a Israel Barrón, artista ilustrador.
El Naranjo: ¿De qué trata Dragones en el cielo?
Israel Barrón: Es un libro escrito por Sergio Andricaín, amigo escritor cubano y básicamente es la historia de dos niños que por casualidad, una cuestión azarosa, encuentran un huevo, se lo llevan a su casa, lo cuidan y en el inter especulan qué puede salir de ahí. Al final del proceso surge un dragón, este dragón lo cuidan, lo quieren. El dragón tiene un problemita, no puede escupir fuego. Los niños están preocupados por él y buscan las formas para que aprenda y se sienta motivado a hacer lo que los dragones hacen. En ese proceso es que el dragón conoce a otro dragón y ahí es donde comienza a resolverse el asunto. Bueno, pero no cuento mucho porque si no voy a terminar por amargarles el suspenso.

EN: ¿Que te pareció la historia?
IB: Muy bonita. A mí en general cuando yo ilustro las historias son un punto de partida para que yo haga piezas, haga imágenes que yo por mi cuenta no contemplaría. Mi trabajo lo divido en dos, uno es las pinturas, las cosas que hago para mí que luego pretendo terminen en una galería o terminen en otro tipo de espacio y lo otro es esto que me gusta mucho que es hacer ilustración para alguien para algo, para un producto o en este caso para acompañar una historia, un libro. Un relato como este a mí me sirve como un vehículo de algo que yo no hubiera contemplado si no hubiera sido porque se me empujó, se me propuso acompañar mis imágenes con el relato de Sergio.

Siempre las historias para mí son muy padres en ese sentido. El asunto está en que ahora este trabajo después de un buen tiempo yo lo puedo ver ya con una distancia y decir: Qué bueno que Sergio escribió lo que escribió porque eso a mí me sirvió para terminar haciendo un tipo de imagen con un tipo de material que bajo una circunstancia distinta no hubiera pasado.



EN: ¿Cómo fue el proceso de ilustración?
IB: Primero es leer el texto, se me propone y se ve qué tanta relación con tus gustos pueda tener.
Luego, es un proceso largo de bocetaje donde yo lo propongo a la editorial, ahí se revisa si estoy logrando entender la atmósfera, si mis personajes se acercan también a la intención del escritor y buscar que formalmente esas imágenes tengan un atractivo, tengan un “jale” para que las ilustraciones ya cuando se empiecen a realizar valga la pena haber tenido todo este proceso de revisión.

Una vez que se han aprobado las imágenes empezamos con el asunto del arte que es decidir el material con el que se van a trabajar, en este caso son tres materiales diferentes: acrílicos, acuarelas y grafito y luego decidir ajustar las composiciones, puede ser una lluvia de ideas y empiecen a sufrir un proceso de ajuste ya cuando empezamos a hacer el trabajo acabado. Ahí es cuando nos llevamos un buen tiempo. Ya cuando se termina, se entrega y ya viene todo el proceso del diseño y se manda para impresión.

EN: ¿Cuál fue la ilustración que más te gustó?
IB: Probablemente la primera. Fue la que más me gustó porque fue la que me dio el chance de poder resolver todas las demás. Yo soy una persona que se tarda mucho en el proceso de bocetaje, o sea antes de empezar ya formalmente el libro, me cuesta trabajo entender a través del boceto por dónde le voy a entrar.

Entonces ahí me puedo llevar la mitad del tiempo de lo que realmente me tardaría en ilustrar todo el libro. Pero una vez que encuentro el boceto y lo discutimos con la editora o con el mismo autor, que puede intervenir con algún comentario, una vez que se tiene resuelto eso, ya brincar a la ilustración final cuesta menos trabajo.

Aunque lo otro tenga mucho detalle y aunque sea un proceso lento, porque se trata de otros materiales, es menos el tiempo que me puedo llevar que el asunto de pensar bien qué es lo que se va a hacer. Entonces esta primera imagen que fue la guía de todas las que le siguieron, a mí en cierto sentido me dejó más contento y a la distancia también veo que es la guía de prácticamente todo el libro.

Entonces este dragón que va bajando, que va comiendo hierbas, que tiene un fondo semi geométrico, es probablemente a la que más cariño le tengo. Hay otras imágenes que las tengo resueltas de una manera que fueron más un reto no? y que formalmente me puede gustar mucho, pero tal vez por una cuestión de cariño, la primera es la que más gusta. 

Es la cabeza del dragón, está visto en una toma aérea, el dragón pareciera que está mirando hacia el espectador, está cortado casi desde comienza el cuello, se alcanzan a ver sus patitas, todo esto viene de la parte superior del libro hacia abajo, va bajando el dragón y se encuentra con unas hierbas que él empieza a comer. Entonces hay algunas hierbas, hay una planta en primer plano donde está parado un pequeño escarabajo, hay algunos otros insectos que están a su al rededor y algunas plantas que salen del piso, más bien de la hierba. Tiene un fondo semi geométrico y juega un poco entre los tonos verdes y el fondo color amarillo. Es una imagen donde el dragón abarca las dos páginas, el dragón está dividido por la mitad y pues las dos partes prácticamente abarcan la totalidad de la imagen. A mí me gustó mucho la imagen desde el boceto, cuando se me propuso que hiciera una prueba de color fue la que yo escogí y no sé, intuitivamente pensé que por ahí podría ser el asunto. Y sí, esta fue el punto de partida para todas las demás ilustraciones que vendría a resolver.




EN: ¿Hubo alguna ilustración que te costara más trabajo?
IB: Siento que me costó mucho trabajo por las últimas páginas, sobre todo la de un dragón que va aleteando, se va alejando del primer dragón protagonista. Ahí compositivamente creo que hubo un poquito más de problemas para poderlo resolver, pero no, en general casi que las veo a todas de la misma manera. Si siento que unas uno fluye mejor y que en otras te puede costar un poquito más de trabajo poderlo resolver, esta en particular me costó mucho. Pero ya el resultado final, cuando uno extiende el trabajo lo siento bastante homogéneo, entonces no noto tanto esas diferencias. 

EN: ¿Qué te gustaría que pensaran los lectores al ver tus ilustraciones?
IB: El sueño casi de todos los ilustradores es que tus imágenes vayan contando una historia paralela a la del texto, el autor pues es tu guía, va estimulando la imaginación, te va contando un mundo, te va relatando la vida de estos personajes y la ilustración pareciera que solamente acompaña o refuerza al texto. Pero no es así, hay muchas ilustraciones donde aparecen elementos que no vienen en el texto, que le dan una nueva pista a ese pequeño lector para imaginar otras cosas y a mí lo que me gusta del trabajo, no solamente de lo que yo pueda hacer, sino de muchos otros ilustradores, es que te crean esos mundos paralelos a lo que el escritor propone. Entonces mi sueño es que los niños cuando tengan este libro, las imágenes les vayan contando otro mundo, pero bueno ya ellos lo decidirán.

Deben de leerlo porque es un libro maravillosamente escrito, donde yo como ilustrador he puesto una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para que ellos, los pequeños lectores les guste.

Que se acerquen a la literatura en general que los libros no son solamente  una puerta al conocimiento, sino que son una manera de gozar, de divertirse, de encontrar otras posibilidades en este mundo real del cual tenemos que sujetarnos y los libros nos dan una segunda opción. Entonces mientras más nos acerquemos, más de otro tipo de felicidad vamos a tener.


Israel Barrón nació en Pachuca, Hidalgo. Estudió Artes Plásticas en la Universidad Veracruzana. Ha exhibido su obra de forma colectiva e individual en distintas ciudades del país y en el extranjero. Actualmente, es profesor de la Universidad Cristóbal Colón y titular de los talleres de Dibujo y Pintura del Instituto Veracruzano de la Cultura. En Ediciones El Naranjo también ilustró la novela Cirkótico y el enigma de la hechicera


Dragones en el cielo
Textos de Sergio Andricaín
Ilustraciones de Israel Barrón
Ediciones El Naranjo 

Edición: Primera edición
Año: 2015
Colección: Mar de Cuentos
Categoría: Para lectores que empiezan
Páginas: 48 pp.
Encuadernación: Tapa dura
Impresión: 4 tintas
Formato: 22 x 30 cm
Peso: 500 gramos
ISBN: 978-607-8442-03-4


No hay comentarios:

Publicar un comentario